viernes, 7 de septiembre de 2018

Versiones a montones (XII)



Dos adorables imposturas: una rubia de bote interpretando la más legendaria de las canciones glam. 



8 comentarios:

  1. La canción es muy chula, pero ¿Blondie es rubia de bote?

    I'm glad you're back.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La canción es una clásica tremebunda, y la hermosa Debbie la defiende muy bien. En cuanto a su no menos hermoso cabello castaño, he aquí un artículo que sin duda te interesará:

      https://wimwords.com/2017/11/05/from-the-stacks-the-wind-in-the-willows-self-titled/

      Así como este otro sobre su época de conejita en el Play Boy Club de Nueva York:

      http://www.feelnumb.com/2011/11/03/fact-blondies-debbie-harry-was-once-a-playboy-bunny/

      Por último, a mayor abundamiento, no dudes en acudir a esa fuente de sabiduría que es mi bar y averiguarás, entre otras cosas, por qué Debbie eligió llamar “Blondie” a su grupo:

      https://eltugurioderick.blogspot.com/2018/03/estados-unidos-los-ultimos-70s-vi.html


      I'm glad you're glad I'm back

      Eliminar
  2. No me suelen entusiasmar los directos, y este caso es un ejemplo. Me gusta la rubia, me gusta Bolan, pero el vídeo solo me gusta como curiosidad.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me entusiasman, pero este es un caso excepcional: no era frecuente ver a Blondie haciendo esta versión, y de hecho solo se guarda esta grabación del año 78, que sepublicó luego como extra en la reedición del "Parallel lines" en CD.

      Eliminar
  3. Enrique Jardiel Poncela escribió una obra de teatro titulada "Como mejor están las rubias es con patatas", suena tan incorrecto hoy en día que he tenido grandes dosis de valor para escribirla.
    No entiendo la postura de Luis Congrio, la música nació para ser tocada delante de un público por mucho que durante cincuenta años se pusiera de moda coleccionar grabaciones en superficies redondas, pero que también permitió la estafa de que gente inútil como músicos o cantantes en directo, el espacio natural de la música, fuera elevados a unos altares inmerecidos por tener avispados productores y compositores fuchicando en los trastos.
    Me gusta el vídeo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, esta es una vieja discusión. Creo que el señor Congrio y yo preferimos el producto elaborado, cuidado, con los arreglos que sean necesarios, antes que la alegría del directo. A una actuaciòn se va a bailar, o a ver una variación del producto original, pero lo que queda para siempre es el disco. Por eso los Beatles, sin ir más lejos, prescindieron del directo ya en 1966: porque no tenía otra utilidad que la de engordar sus cuentas corrientes.

      Eliminar
  4. Tiene su encanto ver a Blondie defender en directo esta canción de T. Rex. Tenía mis reservas. La canción original me encanta. Pero al final sale airosa la amiga Debbie, no tanto el arrope instrumental, a mi entender.

    Saludosssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El apoyo instrumental se defiende, simplemente. Hay que tener en cuenta que la banda estaba comenzando y técnicamente no eran ninguna maravilla. Pero en conjunto la actuación es deliciosa: Debbie era un encanto desde el principio, ya tenía sus años y su experiencia.

      Saludos mil...


      Eliminar