lunes, 10 de julio de 2017

Mundo viejuno (y fin, por fin)




Estimadas criaturas que sobrevoláis este risco: el verano arrecia, y los seres pálidos como yo necesitamos ponernos a cubierto hasta que escampe. Así que sálvese quien pueda, y allá por septiembre tal vez volvamos a vernos. Ah, y si ello ocurriera u ocurriese posiblemente nuestros invitados serán un poco más jóvenes... pero sin exagerar.


 


Pues eso: que feliz verano, a quien le guste.



15 comentarios:

  1. Me place, me place, Sr. Rick, eso de que los invitados sean un pelín más jóvenes... Por lo menos Annie Lennox y Eurythmics forman parte de mi bagaje personal, ¿me los encontraré en esta nueva andadura?

    Le deseo a usted toda clase de bendiciones veraniegas, aunque yo, particularmente, no le encuentro a esta estación "ni chicha ni limoná".

    Hasta septiembre, pues.

    ResponderEliminar
  2. Ah, que se me ha olvidado: Menudo clásico has escogido para despedirte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, doña Sara. Sí, los protagonistas de este otoño van a ser más jóvenes; personajillos de los años 70/80, para ser exactos. En cuanto a Annie y su -por entonces- novio, ya se los ha encontrado usted en esta entrada, pero... bueno, es posible que vuelvan a salir más adelante.

      Y no, yo al verano tampoco le veo más que incordios. El otoño es mi estación favorita. Muy a juego con el clásico, por cierto.

      Eliminar
  3. Sé que usted no está de acuerdo, pero en este caso se cumple el axioma: las originales suelen ser mejores -y más meritorias- que las versiones. ¡Pero son buenas las dos, ea!

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso la canción es tan buena que ambas versiones quedan bien. Así que no hace falta discutir. Además aún estoy medio atontado a causa del letargo...

      Eliminar
  4. Feliz verano, pese a todo.

    ¿Veraneación puede ser su hibernación estival? Mucho me temo que usted no se va a sumir en letargo alguno; plutôt au contraire, mon petit enfant. Pero es lo que tienen los hombres: nunca te puedes fiar de lo que dicen.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hibernación estival, sí. Todos necesitamos un respiro de vez en cuando; hasta yo, por muy vitalista que usted me vea. Que por cierto... ¿cómo lo sabe? Ah, ya: por las películas.

      Eliminar
  5. Ésta es otra de mis canciones de toda la vida. Es de esas que se notan en el estómago.
    Y prefiero la antigua (perdón, la clásica). La de los turistas mola mucho, pero viendo a una intérprete y a otra, you know.

    Espero que la despedida sea sólo estival, señor Rick, y que septiembre no tarde mucho en llegar. Mientras tanto, espero seguir viéndote por donde sopla el viento, if that's ok with you.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se notan everywhere, estimada Ángeles. Es una canción reina, de esas que dignifican a quien la canta. Y sí, supongo que por la costumbre todos preferimos, más o menos, a la señorita Springfield.

      Ah, y por desgracia no he tenido mucho viento que me soplase. Este verano ha sido como siempre, un achicharrarse. Menos mal que ya va pasando...

      Eliminar
  6. Maravillosa Dusty. Esta canción la oí primero por Les Surf en los 60', pero enseguida "descubrí" la de Dusty.

    Y "Son of a Preacher Man" es una de mis canciones favoritas de todos los tiempos.

    Muy buena la versión que hacen The Tourist, con unos jovencitos Annie Lenox y Dave Stewart.

    Cuidadín con los calores.

    Saludosssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dusty es mucha Dusty, no hay duda. Y las canciones pop de aquella época eran las más brillantes, con mucha diferencia; por algo a la década de los años 60 se le llama "la edad de oro", ¿verdad?

      Y he sobrevivido a los calores, una vez más. Lo que no te mata te hace más fuerte.

      Eliminar
  7. ¿Por que rendís tanta pleitesía a esta estación vulgar, plebeya y maliciosa?
    Precisamente ahora es cuando hay que estar más presente para sobrevivir a las infecciones del estío que en el terreno musical son realmente atroces desde la gloriosa época del Festival de San Remo.
    Gran Dusty siempre, por cierto su vestido se está poniendo de nuevo de moda aunque desafíe cualquier estética razonable.
    Annie Lennox y David tienen su puntito pero segundas partes, salvando el célebre caso de El padrino, nunca fueron buenas. Tampoco ese peinado y su estetica textil le acompaña a la chica.
    Páselo bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pleitesía? Ninguna: más bien al contrario. Pero ya se va acercando el otoño, ya las cosas vuelven a su ser. Menos mal.

      Annie hace lo que puede, pero está claro que enfrentarse a la gran Dusty es una tarea ingrata. De todos modos, consigue salir airosa. Annie también tiene su categoría.

      Eliminar